A David Nalbandian le costó unos segundos asimilar lo que acababa de conseguir. Entre emociones, hizo un rápido repaso de su conquista y de lo que atravesó durante la temporada: “Nunca imaginé esto. Desde el US Open sentía que mi tenis volvía poco a poco. No hay que olvidar que estuve lesionado toda la primera mitad de la temporada. Hasta Wimbledon no jugué un partido al ciento por ciento y me llevó tiempo recuperarme. Pero nunca hubiera imaginado terminar la temporada tan fuerte”. El cordobés que estuvo en Santa Fe el pasado mes de julio en el estadio de la UTN, es sin lugar a dudas el jugador del momento.

Aunque el ex Nº 3 del mundo no quiso decir si en este momento juega el mejor tenis de su carrera, reconoció que recobró su nivel: “Quedan detalles por mejorar, tengo que ver eso con mi entrenador. ¿Si juego como un número uno? No lo sé, ser número uno no es fácil, hay que jugar así toda la temporada, en todas las superficies. El único que puede hacerlo en este momento es Roger (Federer)”, reconoció.
Sobre el partido definitorio, expresó: “Imaginé que el partido iba ser más difícil, pero yo jugué muy bien, no sólo la final, sino también durante toda la semana. Arranqué algo nervioso, pero de a poco me fui encontrando con mi mejor tenis y terminé con una buena sensación”. Y se fijó dos metas concretas para la próxima temporada: “El objetivo es ganar la Copa Davis y también un Grand Slam”.
Tras la conquista en París : Shanghai espera, el mundo lo elogia
Pocos hacían cuentas con David Nalbandian al comienzo de la semana en París. Su entrada en el Masters de Shanghai, el torneo anual que reúne a los ocho mejores de la temporada, parecía imposible. Pero David ganó aquí y trepó al 9º lugar de la carrera, con lo que se convirtió en el primer suplente para ese torneo. Y todos especulan con las deserciones del ruso Nikolay Davydenko o el norteamericano Andy Roddick, que jugarán la final de la Copa Davis. Cuando le preguntaron a Nalbandian por Roddick, respondió en broma: “No sé nada… ¿Tengo que llamarlo?”
Lo cierto es que los elogios llueven sobre el cordobés. “Nalbandian enamora en París”, dijo Marca, que habló de su tenis “exquisito”. “Un ciclón llamado Nalbandian”, tituló El Mundo. Y As señaló que “pasó por encima” al mallorquín.
El español sólo le sacó siete games en dos partidos
Lo primero que hizo Rafael Nadal en la ceremonia de entrega de premios fue felicitar a David Nalbandian por el título, así como al equipo de colaboradores que trabaja con el cordobés desde fines de julio. Luego, el mallorquín admitió abiertamente la superioridad de Nalbandian en el partido: “Me pasó por encima. David es uno de los mejores del mundo y sólo tengo que elogiarlo; nunca lo vi jugar de esta manera”. Hay que señalar que nadie, excepto Nalbandian, le propinó dos derrotas tan categóricas a Nadal en forma consecutiva, cediendo apenas siete games: 6-1 y 6-2 en Madrid, 6-4 y 6-0 aquí
Nadal habló acerca de los vaivenes que sufrió durante el match: “Jugué muy bien en el primer set, pero después de que me quebró, me vine abajo, jugué muy mal en el segundo. Tuve muchas chances en el comienzo, pero no supe aprovecharlas y después él jugó en forma increíble, con mucha confianza”.