Chile no fue escollo para la Argentina en el arranque de las eliminatorias sudamericanas buscando uno de los 4 pasajes para el Mundial de Sudáfrica 2010. Con dos golazos de Riquelme, la selección nacional, tuvo pasajes de alto vuelo futbolístico de la mano de Lionel Messi, que demostró ser el jugador distinto que tiene el equipo de Basile, hecho que lo ha llevado a ser considerado como uno de los mejores jugadores de Europa vistiendo la camiseta del Barcelona de España. En la Argentina se destacó la presencia de otro santafesino: Javier Mascherano que fue un motorcito como ya es tradicional en la mitad de la cancha. La mayor expectativa estaba depositada en ver que fuerza podía interponer el conjunto que ahora dirige el ex técnico nacional Marcelo Bielsa, pero esa resistencia duró hasta la llegada del primer bombazo de Riquelme.
La selección juega este martes en Maracaibo ante Venezuela y de mantener este nivel, el mismo que mostrara en la última Copa América de Selecciones no tendrá problemas en anotar su nombre en la grilla del próximo mundial.

Compartir
Artículo anteriorLos mejores atletas del 2007
Artículo siguiente