10.5 C
Santa Fe
lunes, mayo 20, 2024

Basile piensa en un tridente con Messi, Crespo y Tevez ante la debilitada Bolivia

El DT ensayó ayer con esa fórmula; busca mayor potencia ofensiva ante un rival que acepta su condición de más débil de América del Sur
a disyuntiva entre Carlos Tevez o Hernán Crespo para ocupar el ataque tiende a extinguirse, al menos para el partido de pasado mañana, ante Bolivia, en el Monumental. Alfio Basile buscó la manera de que compartan la formación. No serán los únicos referentes ofensivos, ya que Lionel Messi mantendrá la condición de titular indiscutido.

La posibilidad del “tridente” de ataque empezó a tomar forma en el entrenamiento de ayer por la tarde, a puertas cerradas, con el triunfo por 3 a 0 de la formación titular. En el ensayo de hoy deberían surgir más indicios sobre esta ambiciosa propuesta.
Entre las causas que llevarían a Basile a alinear tres delanteros hay que descartar la necesidad de tomar una decisión políticamente correcta para no herir susceptibilidades. La posibilidad de que Crespo o Tevez fueran suplentes no es motivo de conflicto ni afectaba a la armonía del plantel. Crespo, que volvió a ser citado tras estar al margen en la primera jornada doble de las eliminatorias, declaró que no tenía problemas en ir al banco. Y Tevez valoró el regreso del jugador de Inter por su experiencia y capacidad goleadora.
A la hora de elegir el planteo y sus intérpretes, Basile seguramente reparó en el rival. Bolivia invita a tomar riesgos y a diseñar propuestas un poco más audaces. En los últimos años, Bolivia pasó a ser el seleccionado más débil y estancado de América del Sur, por debajo de Venezuela, que históricamente había sido la oposición más floja del continente. Hoy ya no ocurre eso. Venezuela creció y cuenta con alguna individualidad destacada en el concierto internacional, como Juan Arango (Mallorca).
Entonces, qué mejor ocasión para la Argentina de reforzar el frente de ataque ante un adversario que en los últimos días admitió su inferioridad y presentará un esquema conservador con la ilusión de conseguir, la menos, un empate.
Con un variado despliegue ofensivo, la Argentina intentará quebrar rápidamente a Bolivia para encaminarse a un triunfo desahogado. Si eso ocurre, no habría que imaginar al tridente a tiempo completo. Justamente, la idea de ser muy ofensivo desde el comienzo para asegurar la victoria responde a la necesidad de ir reemplazando a algunas piezas para que lleguen más descansadas al partido de tres días después ante Colombia, en la altura de Bogotá.
En un ciclo que ya suma 16 partidos, Basile nunca alineó a un enganche definido, como Riquelme, y tres delanteros. Cuando Messi actuó junto con otros dos atacantes (en los amistosos ante Suiza, Argelia y Noruega), el jugador de Barcelona se ubicó de organizador.
A la Argentina le tocará la responsabilidad de demostrar sobre la cancha la amplia brecha que la separa de Bolivia en categoría individual y roce internacional.
El contraste puede medirse de varias maneras. En el repaso de las formaciones, los jugadores argentinos proceden de varios de los principales clubes europeos; se pueden encontrar dos de Barcelona (Milito y Messi), tres de Inter (Zanetti, Cambiasso y Crespo), uno de Real Madrid (Heinze) uno de Manchester (Tevez), uno de Liverpool (Mascherano) y uno de Bayern Munich (Demichelis). El único caso especial es el de Riquelme, cuya calidad le bastó ante Chile y Venezuela para disimular la inactividad que arrastra en Villarreal.
En Bolivia, seguramente el técnico Erwin Sánchez desearía que alguno de sus jugadores tuviera el recorrido que él acreditó con 14 temporadas en la Liga de Portugal. Pero debe conformarse con mayoría de representantes de su deprimido campeonato local, cuyos equipos no superan desde 2000 la etapa de grupos de la Copa Libertadores. Ronald Raldes (Rosario Central), Ronald García (Aris Salónica, Grecia), Jaime Moreno (más de 10 años en la Liga de los Estados Unidos), Juan Arce (Corinthians), Marcelo Martins (Cruzeiro) y Gualberto Mugica (Ecomax, 2a división de Rumania) pasaron las frontreras de un fútbol muy empequeñecido dentro de su territorio.
Riquelme no se entrenó por un estado gripal
Juan Román Riquelme no participó de la práctica de fútbol de ayer por padecer un estado gripal que no pondría en riesgo su presencia ante Bolivia. En un tiempo de 40 minutos, la formación titular venció a un grupo de apoyo (atajó Mariano Andújar) por 3 a 0, con dos goles de Messi y uno de Demichelis. Insúa jugó en el lugar de Riquelme.

218 millones de dólares es la cláusula de rescisión en Barcelona de Lionel Messi, el jugador argentino más caro.

Últimas

Pumpido: “Nunca se conformen, vayan por más”

El hecho deportivo de este año, recordando lo que...

“Taya” Gallizzi, el mejor deportista santafesino 2023

La revelación deportiva fue para Alan David Crenz y...

La Fiesta del Deporte, una costumbre santafesina

Pasaron los primeros 30 años y la tradicional Fiesta...

Fiesta del Deporte 2023 con foco en los Panamericanos

Con la conducción de Gustavo López (ESPN), este miércoles...
spot_img
spot_imgspot_img

Pumpido: “Nunca se conformen, vayan por más”

El hecho deportivo de este año, recordando lo que se dio en abril de 2023, fue el inolvidable homenaje que la Liga Santafesina de...

“Taya” Gallizzi, el mejor deportista santafesino 2023

La revelación deportiva fue para Alan David Crenz y la consagración para el equipo de fútbol femenino del Club Atlético Unión que consiguió el...

La Fiesta del Deporte, una costumbre santafesina

Pasaron los primeros 30 años y la tradicional Fiesta del Deporte de la Provincia de Santa Fe, que apoya Diario El Litoral, empieza como...