Delfino jugó mucho, pero Toronto perdió y Charlotte ganó casi sin Hermann.
Realidades muy distintas están viviendo los argentinos en esta primera semana de la NBA. Si bien los tres triunfos consecutivos de los Spurs no sorprendieron -enfrentó a rivales de menor nivel-, sí llamaron la atención las tres caídas de Chicago, con un Andrés Nocioni poco eficaz, y el brillante arranque de Houston, con un muy adaptado Luis Scola, que se lució en los rebotes.
Toronto, en tanto, ratificó la gran confianza que le tiene en defensa a Carlos Delfino (promedia 30 minutos por partido), pero no pudo ganar anoche un partido clave en la lucha por el título del Este.

Cayó frente al renovado Boston por 98-95, en tiempo extra, tras igualar en 78 y después de un final espectacular. Kevin Garnett (23 y 13) y Ray Allen (33 y 4) autor del triple ganador a 2 segundos del final, fueron las figuras de los Celtics. Delfino defendió muy bien a Paul Pierce (4 de 13 en dobles y triples) y aportó 6 tantos (0 de 1 doble y 2 de 5 triples), 4 rebotes y 2 asistencias, en 30 minutos.
Finalmente, Walter Herrmann sólo actuó 3 minutos en el triunfo de anoche de Charlotte, en Miami, ante los Heat por 90-88. Jason Richardson fue el goleador con 29 unidades.
Houston es el equipo del momento en el Oeste tras su éxito frente Portland por 89-80, donde Scola aportó 8 puntos (4 de 9 dobles), 8 rebotes, 2 asistencias y un robo, en 19 minutos. El pivote porteño fue el segundo mejor rebotero del cotejo detrás deYao Ming, que tomó 12 y sumó 21 puntos. Pero, atención, para los Rockets llegó la hora de la verdad porque hoy se medirán con Dallas (campeón de división) y mañana a los Spurs, en sendos clásicos de Texas.
Chicago cayó con Milwaukee por 78-72 (Michael Reed 27), con un Nocioni sin buena puntería. Colaboró con 12 puntos (3 de 7 dobles, 1 de 6 triples y 3 de 3 libres), 6 rebotes, una asistencia y 2 roboes, en 24 minutos. Tampoco Luol Deng (8) pudo ayudar a conseguir la primera victoria de la temporada.