La Agencia Santa Fe Deportes, luego de esta increíble edición 29 en la post pandemia, se prepara con todo para el gran festejo. La idea para los 30: una serie de eventos deportivos previos en toda la provincia.

En ese lejano año 1992, en el corazón de “La Fontana Restaurante” (Boulevard y San Jerónimo), nacía la idea de entregar reconocimientos a los deportistas de la ciudad. Con el gran motor de la revista “Deporfé” arrancaba algo inédito para esos tiempos en la ciudad de Garay.

“Fueron apenas 35 deportistas elegidos al azar, sin ternas, pero priorizando las principales disciplinas deportivas de ese momento, sólo cerrado al ámbito de la ciudad. Diego Degano, campeón Mundial de Aguas Abiertas y Olimpia de Oro, fue el mejor en esa primera edición. Aparecieron, entre otros, el “zurdo” Julio César Vásquez (se quedaría con las dos ediciones siguientes con la fuerza de los puños), el “Titi” Catinot como jugador de Unión, el “Bocha” Guzmán por Colón. En automovilismo, Adrián Hang; Jorge Burtovoy como pesista panamericano, entre otros. En cuanto a la presencia de las autoridades deportivas, Jorge Alberto Obeid era el Intendente y estaba invitado; pero ese día justo fue el robo al Banco Nación en Rosario”, recuerda Fabián Alberto Acosta en charla con El Litoral y recordando aquellos inicios junto a Fabián Tavella y Juan Carlos Oldani con la mencionada revista “Deporfé”.

Cruzando los dedos para que funcionara el micrófono y los parlantes, el conductor de la primera Fiesta del Deporte fue Marcelo Brondino, una voz histórica en los medios de Santa Fe: Canal 13 Santa Fe de la Vera Cruz y LT10 Radio Universidad.

Como todo inicio, durísimo. Bajo perfil, humildad y austeridad: “Eran sándwich, gaseosas y cervezas, bien cortito después de la premiación. De hecho, la cena por llamarla de alguna manera, llegó en la edición número 5 de la Fiesta del Deporte y nos ayudó muchísimo Roberto Monti”, recuerda Acosta. Esa vez, en la quinta ocasión, debutamos en el Predio Ferial de Exposiciones, detrás de la Terminal de Micros.

Lo dicho, Diego “Cachete” Degano se quedó con el primer trofeo/diploma en 1992. Los dos años siguientes, 1993 y 1994, fueron para el “Zurdo” Julio César Vásquez con el boxeo. Los dos ascensos del fútbol de Santa Fe marcaron el pulso de lo que vendría: el “Coco” Horacio Andrés Ameli en 1995 con ese Colón de Nelson Pedro Chabay y Darío Gabriel Cabrol en 1996 con el Unión de Carlos Alberto Trullet.

Los aplausos en 1997 fueron para Luciano Ardana, campeón argentino de velocidad y récord argentino en lanzamiento. Al año siguiente, en 1998, volvió el fútbol a llevarse todas las miradas en la Fiesta del Deporte: el querido “Chino” Rodolfo Gustavo Aquino, capitán del Club Atlético Colón que participó de las Copas Conmebol y Libertadores de América.

Así llegamos a 1999 con la coronación del “Tata” Carlos Manuel Baldomir, boxeador campeón de la Federación Mundial de Boxeo (FMB). El siempre especial año 2000, el deportista del siglo en Santa Fe fue para el santafesino Sebastián Bataglia: campeón mundial de Clubes con Boca Juniors.

En el 2001 fue Fabián Di Paolo, atleta campeón Sudamericano y panamericano junior, quien se quedó con todo en la gala del deporte que empezaba a crecer en todo sentido. Llegó el 2002 y Luciana Aymar (que luego haría las veces de conductora de la Fiesta) se llevaba al máximo reconocimiento: campeona Mundial de hóckey sobre césped.

En el 2003 fue el momento del “Mago” Guillermo Coria, elegido por se el mejor Jugador argentino de tenis en esa temporada y número 3 del Ranking ATP. Al año siguiente, en el 2004, ingresaba el ganador en su propia moto: Sebastián Porto era subcampeón mundial de motociclismo.

El básquetbol pedía pista en el 2005, de la mano de Diego García, jugador campeón de la Liga Nacional con Ben Hur de Rafaela. La imponente figura de María Estefanía Allegri subía como número 1 en el 2006: subcampeona mundial de patinaje artístico.

En el 2008 se rompía la hegemonía individual de los atletas: el jurado premiaba al Club Deportivo Libertad de Sunchales, como campeón de la Liga Nacional de Básquetbol en la temporada 2007-2008. “Nunca antes, hasta allí, lo había ganado un equipo o club”, deslizaban los organizadores.

El “Chino” Marcos René Maidana, en el 2009, se llevaba todo como campeón mundial de boxeo en la AMB. En el 2010 volvía “Lucha” Aymar a llevarse la estatuilla para su casa en Rosario: 2010: campeona mundial de hóckey. El tenis, de la mano de Eduardo Schwank como doblista finalista de la Copa Davis, era el mejor en el 2011.

Federico Molinari, gimnasta argentino diploma olímpico en Londres 2012, era el mejor de esa temporada. Otra vez el tenis, con Paula Ormaechea, fue la mejor tenista en el ranking mundial WTA en ese 2013.

En el 2014 fue alegría para Jerónimo de la Fuente (rugbier integrante de la selección nacional Los Pumas). En el 2015, Federico Grabich (Campeón panamericano de natación). Otra “rareza” subiría al podio en 2016: Cecilia Carranza Saroli y Manuel Brunet (Campeones Olímpicos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro) lo ganaron de manera compartida.

En el 2017, el “Chapu” Andrés Nocioni como basquetbolista integrante de la “Generación Dorada” era profeta en su tierra. Facundo Ardusso, piloto campeón del Súper TC2000, aceleraba como el mejor en el 2018.

Lo otro es más reciente: Agustín Cáffaro en 2019 como subcampeón mundial de básquetbol FIBA en China. El parate por la pandemia en 2020 y finalmente Colón de Santa Fe, como institución campeona del fútbol argentino, en la edición 2021.